Noticias

La seguridad del paciente en entornos especiales: Hospital IFEMA COVID-19

En el marco de la pandemia Covid-19 y ante el colapso de los hospitales para atender a todos los pacientes infectados por el SaRS-CoV-2, en la Comunidad de Madrid fue necesario poner en marcha el Hospital IFEMA para pacientes con Covid-19. Un centro asistencial improvisado y montado en unos pocos días y en el que no podía descuidarse la seguridad del paciente. 

La seguridad del paciente en entornos especiales: Hospital IFEMA Covid-19Dentro de la 2ª Jornada FIDISP de Investigación e Innovación en Seguridad del Paciente, celebrada el pasado 29 de septiembre de forma virtual, uno de los temas tratados fue la seguridad del paciente en entornos especiales, como lo fue el Hospital IFEMA. La encargada de presentar la experiencia vivida en dicho hospital en lo que respecta a la seguridad del paciente fue Verónica Real Martínez, enfermera de Urgencias, Supervisora de Enfermería del SUMMA 112 y directora de enfermería del Hospital IFEMA durante las semanas que este estuvo en funcionamiento.

 

Organización del Hospital IFEMA COVID-19

El Hospital IFEMA abrió sus puertas el día 21 de marzo de 2020preparando Hospital IFEMA por la noche. La organización del primer pabellón, el número 5, el que se vio en todos los medios comenzó la tarde anterior. Este pabellón recibió pacientes durante cuatro días mientras se realizaban las obras de los otros pabellones, el 7 (para 500 pacientes) y el 9 (para 750 pacientes y con UVI), mejor dotados y ya con forma de hospital. 


 

“Lo que motivó la apertura de este hospital monográfico fue la situación de colapso de los hospitales de la Comunidad de Madrid. Había muchos pacientes  en los servicios de urgencias con diagnóstico de infección por SaRS-CoV-2 que no tenían posibilidades de ser atendidos”, relata Verónica Real. 

 

Calidad asistencial y trabajo en equipo en el Hospital IFEMA

reuniones Hospital IFEMALa calidad asistencial constituye el principio fundamental de los servicios sanitarios y prestar una buena calidad asistencial consiste en hacer bien lo que se debe hacer en cada caso y hacerlo con el menor coste posible y, sobre todo, que quienes reciben estos cuidados queden satisfechos. “Para ello es importante la colaboración de todos los profesionales sanitarios. Y es que, si algo nos ha enseñado esta pandemia, es que el trabajo en equipo es la clave del éxito. Lo que yo he podido vivir en mi servicio de extrahospitalaria del SUMMA 112 y luego en Hospital IFEMA es que todos los profesionales, sin excepción, participaron para que eso fuera posible”, destaca Verónica Real. 

La exigencia de mantener una correcta adecuación clínica a la atención de los pacientes que ingresaban en el Hospital IFEMA “precisaba de una exigencia normativa afianzada por el compromiso profesional de los que allí trabajamos, lo que permitió en todo momento aunar los esfuerzos necesarios para cumplir los criterios de calidad y seguridad en el cuidado, algo especialmente relevante por la exigencia de mantener, además, controlado el riesgo biológico que conllevaba la atención clínica en situación de pandemia”. 

Pilares de la seguridad del paciente en el Hospital IFEMA

La seguridad clínica es la dimensión central de la calidad asistencial. Tal y como explica Verónica Real, “en el caso del Hospital IFEMA dicha seguridad fue un valor que estuvo presente desde el principio en el proyecto directivo que se fue formando en esos días”. Para su desarrollo, explica cuáles fueron los pilares que sustentaron la seguridad del paciente en este hospital monográfico para enfermos Covid-19: 

El tipo de paciente

Lo primero fue la correcta elección del tipo de paciente que podía ser tratado en el Hospital IFEMA. “Se estableció con los servicios de Urgencias que los pacientes que iban a ser derivados a IFEMA serían pacientes con menos complejidad de cuidados por los medios limitados que teníamos”

Además, se establecieron unos criterios que el paciente tenía que cumplir para ser trasladado a este hospital: ser independiente, tener un nivel de saturación de oxígeno en sangre  ≥ 95, con PCR positiva de infección por SaRS-CoV-2 y que llevase su informe impreso en mano y medicación para los siguientes cuatro días. “Era muy importante que cumplieran todos estos requisitos. El diagnóstico de Covid-19 con PCR+ porque no podíamos hacer aislamientos, todos los pacientes ingresados en IFEMA, estaban infectados por el coronavirus. Y, la medicación para los primeros días de ingreso para poder asegurar el tratamiento (sobre todo en pacientes crónicos) hasta que pudimos establecer un circuito correcto con el servicio de farmacia”, detalla Verónica Real. 

En este contexto fue fundamental una figura de nueva creación, llamada Tango. Técnicos de emergencias que se distribuyeron en las Urgencias de los hospitales para coordinar el traslado de pacientes que, normalmente se hacían en bloque, y que verificaba que cumplían los criterios establecidos. 

Identificación

La identificación inequívoca de las personas y la trazabilidad de los procesos era clave en el Hospital IFEMA. Verónica Real recuerda cómo “en los primeros días fue difícil y empezó haciéndose poniendo numeración en un folio en las camas para ubicar a los pacientes y cartones en los que se distribuían los controles con sus camas”. Pero gracias al trabajo de los informáticos se pudo configurar Selene -programa informático de gestión clínica- en horas, cuando normalmente se tarda meses en hacerlo. “Gracias a ello pudimos mejorar la identificación y hacer admisiones con pulseras identificativas, lo que nos facilitó la trazabilidad de los procesos”. 

Trabajando Hospital IFEMAProcedimientos

Para poder dar la asistencia que necesitaba cada paciente, en el Hospital IFEMA se establecieron hasta 25 circuitos de tratamiento y cuidado. Y es que allí trabajaron profesionales sanitarios de muchos ámbitos asistenciales que, de la noche a la mañana, tuvieron que cambiar su forma de trabajar. “Además, fuimos el primer hospital en el que se hizo un plan de cuidados de paciente Covid-19”, destaca la directora de Enfermería del Hospital IFEMA.

 

Prevención de caídas y úlceras por presión

Al ingreso se realizaba la identificación diagnóstica enfermera y se ponían medios para evitar caídas o la aparición de escaras. Medidas personales, como poner barandillas al paciente que pudiera necesitarlas o el uso de protecciones o ácidos para prevenir las úlceras, Y medidas globales, como la instalación de bandas antideslizantes en baños y duchas. 

Visión global de los pacientes

«Una vez que todo ha pasado nos hemos dado cuenta de que la apertura de los espacios ha sido muy favorecedora en la correcta vigilancia, puesto que los pacientes infectados por coronavirus empeoran con bastante rapidez. Y el hecho de tener a todos los pacientes casi a la vista te daba una forma de poder abordar cualquier empeoramiento rápidamente”, relata Verónica Real.

Formación

Para el correcto funcionamiento del Hospital IFEMA fue necesario formar a los profesionales en los circuitos y procesos definidos. Además, a los profesionales de Atención Primaria (que fueron una gran parte de los que allí trabajaron) se les formó en el uso del programa informático de gestión, diferente al que ellos utilizan habitualmente. La directora de Enfermería del Hospital IFEMA recuerda cómo también “el Servicio de Laboratorio del Hospital La Paz dio formación en el manejo de muestras y análisis de gasometrías; también fue necesario formar sobre el manejo de dispositivos de ventilación mecánica no invasiva y, como usamos muchos dispositivos nuevos, las propias casas comerciales también nos formaron”. Todo ello sin olvidar un plan de acogida a los profesionales que se iban incorporando “para que, al menos, supieran un poco cómo estaba distribuido y organizado el hospital para que su incorporación fuera lo más sencilla posible”.

Protección de los profesionales

En el Hospital IFEMA se facilitó el material necesario para su protección a todos los profesionales. Además, se fomentó la formación en la puesta y retirada de los EPIs, con sesiones presenciales realizadas por los supervisores de enfermería, así como con actualización telemática con videotutoriales disponibles en la entrada para facilitar el acceso a dicha formación a todos los profesionales.

Debido a que el Hospital IFEMA estaba sujeto a continuos cambios, todos estos pilares de la seguridad clínica se revisaban diariamente mediante reuniones de grupo con los supervisores. Las coordinadoras de primaria también revisaban la situación del personal y las gestiones de las incidencias y se reunían con el personal del almacén o farmacia para adaptar los pactos de material y establecer circuitos. 

Created date 5 noviembre, 2020 Updated date 4 noviembre, 2020 Author Noticias , , , , ,
Sobre Comunicación FIDISP